En el año 1961, un día 2 de octubre comenzó la formación de nuestro Ministerio con la conversión de nuestro Apóstol Ángel Arenas Flores, quien a la edad de 18 años aceptó al Señor Jesucristo, después de vivir una vida llena de vicios donde el alcohol lo tenía atado a una vida llena de angustia y de dolor.

Sin embargo, un día pasó un hombre llamado Luis Cornejo, un evangelista que se dirigió a nuestro Apóstol y le dijo: «Luego que te tomes ese chuico de vino, cómprate otro más, porque esta es la última vez que vas a beber».

Después, tal como el Espíritu Santo se lo declaró por los labios de aquel hombre, así fue. Pasaron tres días y nuestro Apóstol solo tenia deseos de llorar. Al tercer día, lo invitaron a la Iglesia. Ese era el 2 de octubre, cuando él aceptó a nuestro Señor Jesucristo. El hermano Luis Cornejo lo dejó a cargo de nuestro Pastor Julio Montecinos Acuña y desde ese momento le sirve a Dios.

Más tarde, conoció a su esposa, la pastora Ruth Montecinos Campos, que junto a nuestro Apóstol Ángel Arenas formaron su familia y, 12 años después, fueron apartados hacia el Ministerio Pastoral.

El 18 de septiembre de 1973 fueron ungidos como pastores. Desde esa fecha hasta la actualidad, siguen sirviéndole a Dios y, a la vez, se puede ver la cosecha de años de siembra, contando con nuestro Ministerio Cristo llama al pecador, con pastores ungidos por nuestro Apóstol y ayudan en la obra del Señor. Asimismo, se adquirió una radio propia para predicar la palabra del Señor.

«Eben-Ezer hasta aquí nos ayudó Jehová» 1° Samuel 7:12